sábado, 5 de abril de 2008

Poemas del libro "Poesía con...ciencia"

La muerte


Muerte es la función final

conque cuenta nuestra vida,

que sufre el cuerpo mortal

cuando quiebra su armonía.


Tiene misión muy puntual

y es terminar con la vida

de células que en tejidos

nuestro cuerpo aún cobija.


Ella disgrega sustancias,

los órganos pulveriza

dejando el cuerpo mortal

reducido a sus cenizas.


Y una vez que ha reducido

el cuerpo que tuvo vida

su función está cumplida

y la muerte se termina.


Sólo polvo que la tierra

recupera y asimila

queda del cuerpo que fuera

el portador de la vida.


Si la vida deja así

al alma que la animó

es posible que otra vez

la vista con su esplendor.

Vida sin muerte


No todo organismo vivo

tiene una muerte segura

ya que algunos se dividen

y mudan sus estructuras


dando lugar a mas vidas

retenida en otros seres

sin transitar por la muerte

que es el final que otros tienen


Y este vivir sin la muerte

no es cosa del ser humano

sino de otros organismos

no tan especializados


Pero es preciso saber

que aunque vivan sin la muerte

no son eternos en vida

sino que cambian su suerte


Y en vez de función final

que es la muerte conocida,

perdiendo su identidad

reaparece en nuevas vidas.

Hay vida en la muerte


Cuando tu alma deje el esqueleto

que supiste portar como mortal

cuando tu cuerpo yazca estando muerto

¡Aún hay vida que puedes rescatar!


Porque al llevar tu yo al infinito

y abandonar tu cuerpo terrenal

no se mueren las células del cuerpo

te vas con tu conciencia, nada más.


Y quedan tus órganos vitales

latentes o a veces trabajando

pues crecen tus uñas, tus faneras

como cabello y barba van mostrando.


No dejes que la vida se detenga

por falta de atención de una conciencia

sabiendo que ya existen en el medio

quienes salvan los órganos que quedan.


Que son joyas que Dios nos ha brindado

maquinarias biológicas perfectas,

que no te sirven más, pues has dejado

y se autolisarán si así las dejas.


Regala a quien precise de esas joyas,

ese algo que dejaste y no te llevas

y así podrás lograr que tus hermanos

recuperen en ti salud que anhelan.


Vivirán y amarán a quienes dieron

su legado final a ciencia cierta

que repondrá las piezas que fallaron

al cuerpo moribundo que la espera.

Estás a tiempo de donar ahora
que portas albedrío y aun contestas
no esperes a mañana pues ignoras
si dispondrás del tiempo con que cuentas.

Usar lo muerto


A veces nos espanta el pensamiento

de saber que algo muere o está muerto

sin pensar que en el diario trajinar

usamos los despojos de estos cuerpos


En la madera simple de una cama

que fue otrora un roble corpulento

que vivió agitándose en un bosque

que dio sombra y abrigo en su momento


hasta que el hacha lo tiró por tierra

y lloraron los pájaros al cielo

pues perdieron los nidos ya construidos

en las ramas del árbol que tuvieron


O en el cuero que llevan los zapatos

sacados de las vacas o terneros

curtidos por expertos y artesanos

que enmascaran su origen lastimero


Si hasta maté hortalizas en mi huerto

para comer con ganas la ensalada

sin pensar que las células tomaba

de lechuga que viva aún estaba


Si el vivir nos impone alimentarnos

con despojos de cuerpos animales

y verduras u otros vegetales
que nos dan la energía, son vitales


Por qué lo muerto nos resulta ingrato

si gracias a lo muerto estamos vivos?

Será porque quedamos ateridos

ante el solo pensar nuestro destino?

Frente a la muerte


Frente a tu muerte el dolor me embarga

es el adiós por siempre, es tu final

ya no vuelves a estar entra nosotros

con tu rostro feliz y tu bondad


Te fuiste a un mundo de invisibles seres

que sólo en sueños me atrevo a visitar

o quizás te visite imaginando

que algún día también podré llegar


a ese mundo de luz y pensamientos

que el tiempo no se ocupa de cambiar

pues es presente eterno, permanente

sin materia que pueda caducar


Hoy la muerte se muestra en tu cadáver,

hoy tu vida nos brinda su final,

hoy el tiempo detuvo tu futuro

suspendiendo tu vida en una edad


Ya no sufres dolores ni infortunios

hoy regresas al mundo de la paz

ya vuelas hacia espacios celestiales

ya la muerte también te dejará


Yo sólo ruego que el Señor se apiade

de quienes nos quedamos a llorar

y procure quitar los sufrimientos

de quienes te quisimos de verdad.

Publicar un comentario