jueves, 18 de diciembre de 2008

Poema del libro El plan genios abre alas

Jesús de Nazaret
(al genio de tu nombre)


Había que encarnar a un hijo de Dios

"ES. DEJEN SU TRAZA" que aprecien el don

"TUS EJES DEN: AZAR" para así salvar

a quienes merezcan la gracia especial.


Y encarnado fue el hijo de Dios

JESÚS DE NAZARET al mundo llegó

"DEN SU RAZA: TEJES" el espacio-tiempo

en un vientre virgen que engendre el evento.


Encarnó el amor, vino a redimir

a un pueblo sufriente que quería vivir

de acuerdo a las reglas que diera el Señor

y estaba esperando esta encarnación.


Nació en la humildad de un pueblo pequeño

llamado Belén, patria de David

adonde alumbrara su pequeño cuerpo

y también la estrella que guío su existir.


Su madre, María, volvió con el Niño

a la Galilea, allí en Nazaret

donde vivía cuidando al Mesías

hasta que Él comienza a sembrar la fe.


Y fue predicando su palabra entonces
que hoy registramos en letras también
son esos "ESCRITOS" que en biblias tenemos
y "ES CRISTO" quién dijo lo que en ellas leen.

Murió por nosotros clavado a un madero

y volvió a la vida, pues resucitó

mostró que era humano, igual que nosotros

y también divino, el hijo de Dios.


Su nombre nos dice "ES TRANSA DE JUEZ"

salvador de almas, misericordioso

intercede siempre con quien le fue fiel

al "SER JUEZ DE SANTA" lo lleva también.


Gracias damos todos y continuamente

por todo lo dado en tu encarnación

sembraste esperanza que aún nos sostiene

y supiste amarnos y sembrar amor.

Publicar un comentario