viernes, 14 de noviembre de 2008

Poema del libro Palabras para Sembrar



¿Ahora te diste cuenta?


El gusto se le ha extraviado

la razón se le ha dormido

la voluntad lo ha dejado

y la moral se le ha ido.


-¿Qué te pasa criatura?

Pareces ebrio, atontado.

No rindes en el estudio

no trabajas ¿te has drogado?-


Cuando esto dijo la madre

llegaba el hijo a la casa

trasnochado y ojeroso

dijo ¡me voy a la cama!


No pienses eso mamá

estuve de farra anoche

tengo que alegrar mi vida

lástima que te choqué el coche.


-Encima fuiste en mi coche?

Y cuándo me lo pediste?

Has perdido hasta el respeto,

las costumbres. ¿Adonde fuiste?-


Fui a la casa de un amigo

donde estuvimos de fiesta

él cumplía veinte años

y hasta contrató una orquesta.


Estuvo linda la fiesta

sabés? Yo me divertí

pero tengo mucho sueño

manejando me dormí.


El coche está detenido

con custodia policial

y tendrás vos un problema

pues yo soy menor de edad.


La madre desesperada

llamó al padre de su hijo

-Y qué quieres que yo haga?

Está con vos, así lo quiso.


No tengo control sobre él

al divorciarte dijiste

que el hijo estaría con vos

ni querías que lo visite.


Es que ahora te arrepientes?

Es muy tarde para ti

tengo una nueva familia

y la custodia te di.


De ese hijo que fue bueno

y necesitaba hogar

que no supiste otorgarle

y no supiste educar.


Yo lo único que puedo

es enviarte un abogado

que se encargue del problema

de tu auto y su cuidado.


En cuanto al hijo que tienes

yo sé que se droga y mucho

¡Lamento tanto por él!

Soy su padre y no me culpo.

No tuve acceso a su vida

a su mundo, a su pasar

lo escondiste de mi vista

pues me querías castigar.

Asume tu rol ahora

y ocúpate de tu hijo

y no me traigas problemas

tengo un hogar y lo cuido.-

Publicar un comentario