domingo, 13 de septiembre de 2009

Poema del libro Palabras para Sembrar

La calumniadora

Ella sembraba calumnias

por diversión, por maldad

se reía por consecuencias

obtenidas por su actuar.


Cada vez que calumniaba

se la oía comentar

cosas que el pueblo decía

o que oyó aquí o allá.


Jamás dijo nombre alguno

de tal aseveración

y ocultó con mucha maña

que inventaba y no lo oyó.


Me tocó ser fiel testigo

de algo que aconteció

mientras viajaba a Entre Ríos

y cerca mío se sentó.


Pues pude escuchar atenta

un diálogo sin igual

que deja una moraleja

que aquí les puedo contar.


-Dicen que son indecentes

que se ríen de la moral

prostituyen a mujeres

aunque sean menor de edad.


Y también es criticable

la falta de honestidad

viven de estafas y fraudes

y gozan de bienestar-.


Una dama la increpó:

Perdone que me entrometa

pero esa gente es amiga

y me consta, es gente buena.


¿Quién dijo lo que ha escuchado
y usted dice repetir?
Diga nombre y apellido
de quien se ha expresado así.


De lo contrario creeré

que es usted calumniadora

siembra la maldad al vuelo

inculpando a otras personas.


Se hizo carne en una mafia

diseminar la teoría

de esparcir malidicencia

culpando a la gente digna.


Para ello omiten el "yo"

cuando difaman o mienten

diciendo que lo han oído

porque lo dice la gente.


Son semillas de maldad

que se siembran al voleo

ocultando identidad

del perverso que las creó.


La gente no ha dicho nada

ni los conocen siquiera

usted integra ese grupo

que nos implantó esta técnica.

Así estamos en el mundo

confundidos y asustados

dirigidos por las mafias

maltratados y explotados.


Yo soy persona que tiene

nombre, familia y honor

y cuando les digo algo

aclaro "Lo digo yo".


Pero si estoy repitiendo

algo que otro me informó

digo el nombre del que dijo

lo que repitió aquí hoy.


La identidad es valor

que nos entrega el nacer

tenemos marcas innatas

que identifican el ser.


Esta identidad nos da

un nombre en la sociedad

que debemos respetar

cuidando al grupo social.


Una marca que se nota

en cualquier calumniador

es ocultar el origen

o fuente de información.


Puesto que no hay informante

sale del calumniador

que inventa cosas, crea hechos

para cumplir su misión.


Es así que comprendí

que en este mundo que es dual

hay quien siembra las bondades

y quienes siembran maldad.

Publicar un comentario