miércoles, 9 de septiembre de 2009

Poema del libro Surcos de Luz

Y todavía te busco (a mi madre)

Te buscaba en la casa, en la vereda

en el jardín, planta alta y en los baños

sólo estabas en mí, en mi pensamiento

quizás en las plantas que quisiste tanto


¿Dónde estarás ahora madre mía

que saliste del cuerpo que tenías?

Ya no veo tus manos hacendosas

regando los helechos y las rosas


ni tejiendo batitas o bordando

labores que a tus nietos fuiste dando

Ya no siento tus pasos caminando

por el pasillo, rumbo a la cocina


Pero te siento en mí, como una espina

que clavada en mi pecho me lastima

arrancando sollozos tan profundos

que pienso que eres tu, que de otro mundo


respondes a mi búsqueda visual

diciendo no me ves pero me sientes

recuerda que de mí, quedó la muerte

esta vez que partí fue para siempre!


Sólo dejo de mí, para tu mente
las vivencias que creas convenientes
para nutrir un mundo de recuerdos
yo estoy en ti, no busques ya mi cuerpo.

Publicar un comentario