miércoles, 23 de septiembre de 2009

Poema del libro Surcos de Luz

Una obra social

Estaba tomando mate

para comenzar mi día

pensando en actividades

agendadas en mi guía


por compromisos habidos

o aniversarios debidos

o cosas a resolver

cuando holganza haya tenido


Y me encontré con más trámites

a realizar en mi intento

de obtener esos análisis

requeridos por el médico.


Era un ir, espera, retira

otro día, aquí o allá

los papelitos firmados

por esta obra social


Para colmo cuando había

conocido el mecanismo

exigido por el médico

del complicado organismo


Me cambiaban la estructura

direcciones, formularios

métodos para adquirir

las órdenes, o los horarios


Era un problema tan grande

conseguir ser atendido

que al final me convencí

que hay empleados sin motivo.


Y le inventan los sellitos

para poder controlar

y en el fondo son curritos

buscando la oscuridad


Lo triste de todo ésto

es quien sufre en el proceso

son los médicos, los pacientes

o familia del enfermo


También el pueblo engañado

que pagó servicio bueno

pero encontró en el camino

funcionarios deshonestos.


E importa que el pueblo sepa

que no es curro de algún médico

sino un sistema perverso

implementado "ex-profeso".

Publicar un comentario