domingo, 24 de abril de 2011

Poemas del libro Misterio en la poesía



La pregunta de Inocencia

Y ahora que ya estudiaste
la forma del cuerpo humano
cómo funcionan los órganos
cómo la vida guardamos.

Cómo andamos por el mundo
y alimento procuramos
cuánto podemos vivir
en salud si no enfermamos.

Decinos pues de una vez
qué somos, para qué estamos,
pues si tu lo comprendiste
es tu deber ayudarnos.

-Ya que tienes el deseo
de conocer la verdad
te diré qué es lo que pienso
al cabo de investigar:

Somos organismos vivos
que se encuentran trabajando
en este mundo finito
donde somos observados.

Somos máquinas biológicas
con censores y programas
y con cierta inteligencia
limitada y controlada.

Pensados para servir
al amo de la Creación
alguno se sintió grande
y quiso vivir mejor.

Entonces lo castigaron
y a causa de su osadía
aquí estamos, condenados
a vivir como hoy en día.

Esperando que el Creador
se digne a clarificar
qué va a hacer con este mundo
que el hombre quiso poblar.

Por de pronto te aconsejo
que tengas temor de Dios
y no engendres criaturas
para sufrir como vos.

Solo espera con respeto
con fe y con resignación
que la esperanza nos muestre
el camino que anunció.

Hazlo con buena conducta
con amor y con prudencia
debe de haber buen final
si solo eres Inocencia.


Alúmbrate

La inteligencia es luz
la ignorancia oscuridad
y para andar en la vida
la primera ayudará

Sigue la luz de tu mente
el dictado de conciencia
y andarás por un camino
saludable y de decencia.
Publicar un comentario