domingo, 17 de abril de 2011

Poemas del libro Poesía con... Ciencia



El dolor

El dolor tiene varias acepciones
que usamos al hablar y al escribir
es esa sensación que nos molesta,
que nos quita el estado de feliz.

Puede ser que sea físico en esencia
por lesiones o alguna enfermedad
o una simple opresión de algún tejido
o una irritación de algún lugar.

Otro es moral, es el dolor del alma
que padece nuestro ánimo al vivir
porque sufre la pérdida de alguien
que fue querido y muy ligado a él.

O porque sufrió la pérdida de cosas
que fueron muy queridas, de su ser
aquellas cosas que le fueron propias
o que usaron y aprendieron a querer.

Otro dolor es arrepentimiento
de haber actuado sin antes razonar
o quizás aunque hubo raciocinio
no se pudo ser justo en el obrar.

Pero el dolor es útil, necesario
es un indicador que es esencial
Si es físico te indica los lugares
alterados que debes reparar.

Es el usado por médicos y dentistas
para entonces poder diagnosticar
y poder aplicar las medicinas
que permitan tu cuerpo restaurar.

Si es del alma, indica tus pesares
nos muestra qué tuviste para amar
y el grado del amor está medido
por lo que tiene el dolor de intensidad.

Y si es el dolor de arrepentido
es el lazo sutil que acercará
a tu alma enferma de pecado
hasta el lugar que presta sanará.

Y ya ves, hasta al dolor alcanza
las cosas que debemos soportar
por ser vivos, sensibles, perfectibles
y por tener capacidad de amar.


¿Y tu boca?

¿Sabes que las vacas mueren
por perder sus dentaduras
al no poder triturar
alimento que es pastura?

Si es lechera de primera
le pondrán una postiza
y así sigue produciendo
la leche que se cotiza.

Ella no tiene albedrío
y depende de su dueño
pero tú tienes dentistas
que te atienden con esmero.

Y harán que salves tus dientes
de caries y quebraduras,
de infecciones o problemas
que a la salud involucra.
Publicar un comentario