domingo, 20 de noviembre de 2011

Poema del libro Palabras para Sembrar



Fantoche

La cara se me había hinchado
no pude dormir de noche
y tuve que ir al dentista
quien dijo... esto es un fantoche.

Miró la radiografía
que él mismo obtuvo al momento
y dijo: desinflamar,
antibióticos primero.

Termine este tratamiento
y vuelva para extirparlo
se le ha enclavado en la encía
y así no quiero sacarlo

pues aquí hay infección
la anestesia no actuará,
es un lugar muy sensible
será mejor esperar

Yo quería llegar a casa
para ver el diccionario
pues no podía concebir
un fantoche allí incrustado.

Pues pensé que si es fantoche
es un títere, un muñeco
pero dentro de mi boca
no abarcaba este concepto.

Y así fue que consulté
mi maestro, el diccionario
quien me enseñó que también
hay sentido figurado.

Y el fantoche es farolón
o también un fachendoso
y fachenda es vanidad
o jactancia de algún modo.

Y me acordé de un postizo
que se jactaba de ser
un molar bien parecido
puro artificio en su haber.

Y así capté este concepto
del fantoche allí incrustado
se jactaba de ser mío
y hasta se había propasado.

Hoy vuelvo para el dentista
ya sé lo que es un fantoche
cuando el dentista lo extrajo
sólo miré, sin reproche.

Hoy te despido contenta
porque no me hieres más
pero también te agradezco
tu misión que fue eficaz.

Siento que hayas terminado
tu labor como molar
y lamento que tu vida
no se pueda prolongar.

Me hiciste sentir tu ida
con dolor, con hinchazón
pero aprendí otro concepto,
te perdono la agresión.
Publicar un comentario