lunes, 16 de febrero de 2009

Poema del libro Misterio en la poesía

Flores del tiempo


Sé que tuve tantas muertes

como vidas que perdí

y sé que me espera otra

del tiempo que estoy aquí.


Son cosas que no se pueden

evitar ni prevenir

el ser humano es mortal

y la muerte pone el fin.


Somos flores de este tiempo

que brotan en las matrices

fecundadas por semillas

en actos generatrices.


Y esos brotes que la vida

genera en antro materno

nacen, crecen y regresan

al ámbito de lo Eterno.


Algunos se hacen adultos

otros mueren en niñez

y hay quienes tienen la suerte

de conocer la vejez.


Poco importa el tiempo usado

por la flor nacida aquí;

el final es siempre el mismo,

la muerte, que llega al fin.

Publicar un comentario