jueves, 26 de febrero de 2009

Poema del libro Poesía con... Ciencia

La fuerza de gravedad


¡Qué fuerza dominante! ¡Qué potencia!

que me ata a la tierra sin cesar

me hace caer las cosas de la mano

cuando mis dedos no la pueden sujetar.


Yo sé que actúas entre el sol, la luna

entre planetas y cuerpos celestiales

y que eres la fuerza que la luna usa

en su afán para marear los mares.


Eres la fuerza dominante en todo

que mantienes estrellas en galaxias

que sujetas planetas en sus órbitas

y al universo mantienes con constancia.


Eres la fuerza que invisible, siento

y hasta mido en mi cuerpo que avasallas

si son los quilos que en balanza marca

la aguja que en un número se halla.


Eres ley natural del universo

que nos haces girar alrededor

del astro sol que con calor y vida

nos mantiene, sin más información.


Donde naciste? Quién te hizo tan potente?

Eres eterna como el mismo Dios

Por qué diste a las aves voladoras

la facultad de no rendirse a vos?


Cuando el cóndor gigante se remonta

a los cielos mostrando su esplendor

sin sentir que lo tiras hacia el suelo

es que burló tu ley? Cómo aprendió?.

Hay secretos que quiero conocerlos

porque siempre en la ley hay excepción

si el vacío te inhibe la potencia

es que el aire es un aliado en vos?


¿Y es el aire quien quiso que las aves

usen su espacio en libertad al vivir?

Pues debe ser quien a tu fuerza dijo

¡Deja volar, si hay alas para abrir!


Y el hombre oyó lo que le dijo el aire

y pensó, pues debemos competir

puso alas en máquinas de acero

y logramos al cielo compartir.

Publicar un comentario