domingo, 24 de enero de 2010

Poema del libro Conocimientos



Caneplas

Si las caneplas existen
y si me están observando
entonces es lo que vi
una noche aquí en mi barrio.

Era noche de alegría
se terminaba el 2000
y fuegos artificiales
delataban el festín.

El cielo estaba cubierto
por colores producidos
por cañitas voladoras
y petardos que hacían ruidos

las luces nos dibujaban
flores de varios colores
e imágenes autoformadas
con belleza de pintores.

Y me entretuve mirando
el cielo con maravillas
desde el frente de mi casa
escrutando con mi vista.

Pude observar así
un redondel que colgaba?
del cable de luz de calle
que sobre mi cabeza estaba.

Yo lo miré con cuidado
pues antes no lo había visto
y era estático y redondo,
no era juego de niños.

Al final le digo a alguien
¡Qué es ese disco colgado!
Será una tela de araña
que la luz nos ha mostrado?

-No sé, qué redondo es!
fue la respuesta obtenida
Hay que observarlo mañana
con la plena luz del día-.

Al otro día temprano
salí a ver la telaraña?
Pero el cable estaba limpio
y ese disco ya no estaba.

Me quedé esperando entonces
que la noche la mostrara,
pensé que era telaraña
y que el sol me la ocultaba.

Pero esa noche no pude
encontrar el disco visto
y llegué a la conclusión
que allí estuvo y se había ido.

Al otro día me encontré
con una amiga del barrio
y me preguntó si leí
sobre cambios planetarios

que ella consiguió un libro
que lo acaban de editar
donde hablan de caneplas
y que me lo iba a prestar.

Trajo el libro y lo leí
y allí encontré descripción
de la esfera luminosa
que llamara mi atención.
Publicar un comentario