domingo, 23 de diciembre de 2012

Poema del libro Conocimientos



El Aljibe


Aljibe añorado en noches de estío
misterio profundo, síntesis de río
pero quieto, atento a nuestros pedidos
prodigando fresco, conservando frío. 


Guardabas las lluvias, juntabas el agua
que al lavar el aire el cielo nos daba
Mantenías muy fresca su temperatura
prodigando espacio, brindando frescura. 


Que usábamos todos en vez de heladera
para enfriar refrescos, vinos y cervezas
Tu brocal encierra plantas en macetas
cadena en roldana que cruje en las fiestas. 


Tu agua sin sales, tan dulce, tan suave
es manjar que sacia la sed a raudales
Si es lluvia envasada, la va a sustituir
en riegos que a diario puedes distribuir. 


Sabes? Cuando a veces me lavo el cabello 

te extraño en mi tacto con tu agua de cielo 
de fácil espuma, produces limpieza
y das al shampoo aroma y presteza. 


¡Ojalá te encuentren siempre en ese patio 

como fuente eterna de recuerdos gratos!
Fuiste nuestra madre de agua vital
hasta que la villa se hizo ciudad. 


Hoy las cañerías de toda la casa
transportan el agua de obras sanitarias
La pequeña bomba que llenaba el tanque
quedó circunscripta a plantas del parque.
Pero viejo aljibe, quiero que lo sepas 
ambos ya tuvimos roles en su época 
Hoy somos historia, historia presente 
y nuestra presencia, enseña a la gente. 

Ya son otros roles no tan materiales 

pero sin embargo son mas esenciales 
mostramos secuencias de vida y del ser 
educamos gente, mostramos saber.


Publicar un comentario