domingo, 2 de diciembre de 2012

Poema del libro Palabras que aún brotaban





Payaso
“Paso Ya” por este trance
que es muy triste para mi
pues así gano sustento
y tengo donde vivir. 


Yo no nací para el circo
de mi país tuve que huir
porque si quedaba en él
a la guerra tendría que ir. 


No nací para matar
solo tuve que salir
de mi país y esconderme 

pues soy desertor allí. 

Voy en busca de mi tío
que prometió protegerme 

pero hasta que llegue allí 
debo trabajar y fuerte. 

Dejé mi tierra española
a la que siempre he querido 

madre y hermana quedaron 
rezando por mi destino.

Pronto llegaré al lugar
que da protección y abrigo 

no veo la hora de llegar
a la casa de mi tío. 


—Pero eres buen payaso
me has hecho morir de risa—. 

Tomo en serio mi trabajo 
y practico bien, sin prisa.
—,Sabes con quien te confiesas 
desertor de tierra patria?— 
Pálido se puso el payaso:
Sos quien reías de mis chanzas. 


—Claro, no soy solo eso. 

Fui mandado por tu tío. 
He venido aquí a buscarte 
para que seas bienvenido.

—Manolo! —Claro, soy yo!— 

Y se encontraron los primos.
Se veían por vez primera.
Solo en fotos se habían visto. 


—Sabes? En casa están 

desesperados por verte. 
Se enteraron por correo 
que decidiste por suerte. 

Y ubicamos este circo 

en este país hermano. 
Me vine en auto a buscarte. 
¡Toma tus pilchas y vamos! 

Mi padre ya hizo trámites 

para tu estadía legal
ya te ubicó en la empresa 

y en mi casa vivirás. 

Por fin conseguí un hermano
con quien podré disfrutar
Buenos Aires es hermosa.
Serás muy feliz allá.
Y el payaso, ya cambiado
se abrazó fuerte a su primo
y unos gruesos lagrimones
de sus ojos se han vertido. 


Vamos, dijo, conversemos 

con la familia del circo 
quiero agradecer la ayuda 
y el trato que he recibido. 

Y camino a Buenos Aires 

el ex payaso decía.
¿Sabes? Aprendí a querer 
el personaje que hacía. 

Doy gracias que tú llegaste 

para cumplir con mi plan. 
A la familia del circo 
no podré olvidar jamás.

Trabajan hasta los niños 

es gente muy servicial 
me hice amigo de todos. 
¡Los volveré a visitar!

 

Publicar un comentario