domingo, 2 de septiembre de 2012

Poema del libro El genio en las palabras



Remordimiento

“NO MEDIR MI RETO” fue
ignorar la situación
quien me arrojó el balde de agua
fue un idiota en la estación.

Se enteró que en carnaval
se arroja agua a las personas
y corrió a llenar un balde
para empapar al que asoma.

Y justo... pasaba yo
rumbo a una conferencia
me arrojó su balde de agua
vaciándolo con violencia.

Le grité con viva voz
¡Estúpido, yo no juego!
Salió su madre de al lado
—Perdone señora, él es ciego!

Nos quiso mostrar que sabe
cuándo pasa una persona
sintió que venía alguien
y lo arrojó sin demora.

Él nació con deficiencias
no ve ni sabe lo que hizo
¡Perdóneme a mí señora
por dar a luz este hijo!—.

“DIÓ EN MI TREMOR” este hecho
y la inquietud me invadió
qué pesar, remordimiento,
mi sentir se complicó.

“ORÉ: Df MI MENTOR” que hago ahora
al que ofendió lo insulté
no vi su cara de idiota
ni que es ciego, vos sabes.

Una razón que me indigna
fue el agua que me arrojó
me perdí la conferencia
porque el tipo me empapó.

Otra fue la compasión
hacia la madre afligida
pobre mujer, flor de cruz
conque carga en esta vida.

—“DIRÉ: MOMENTO IR”— y me fui
a casa, para secarme
Me perdí la conferencia
tuve algo para contarles.

Publicar un comentario