jueves, 24 de julio de 2008

Poema del libro: Surcos de Luz

video


Barajas para jugar


De chica aprendí a jugar

con las cartas españolas

al burro, tute con codo

al truco y a las escobas.


Los palos de la baraja

eran cuatro, a saber:

espadas, copas y bastos

y el oro del sucio aquél.


Cuando quise averiguar

el origen de los naipes

me dijeron que gitanos

diseminaron este arte.


Que eran copias fidedignas

que de láminas de oro

robaron en su momento

y escondieron, y eso es todo.


Y con ellas aprendí

tantos juegos que enseñaban

a conocer desde números

a sumar, decir verseadas


para cantar una flor

o disuadir en jugadas

que finalmente pensé

que naipes son cosa humana.


Son símbolos del poder

los que se encuentran en cartas

las espadas representan

al ejército y a sus armas.


Los oros pueden comprar

cuanto es apetecible

cosas reales y secretos

todo lo que es concebible.


Los bastos tienen los mandos

es el poder de políticos

o reyes, zares o jefes

de quienes manejan vínculos.


La copa es sabiduría
es tener conocimientos
de qué se puede beber
sin que nos caigamos muertos.


Será por eso quizás,

que es tan lindo jugar cartas?

Si no tengo compañeros

con solitarios me basta.


Los símbolos del poder

se hacen juguete en mis manos

y con ellos me entretengo

cuando estoy con mis hermanos.


Cuando llegó "la canasta"

que uruguaya fue llamada

fueron las cartas del pocker

las que usé para jugadas


y tienen los cuatro palos

al igual que la española

la riqueza no está en oro

ya es diamante, brilla sola.

La espada se cambió a pica

que también es arma blanca

que los soldados usaban

en la punta de sus lanzas.


El símbolo vegetal se cambió

ya no fue basto

fue trébol negro que lleva

la trinidad en su tallo.


El otro es el corazón

simboliza el sentimiento

es el poder del amor

el más fuerte hasta el momento.


Y claro, estos naipes tienen

una diferencia más
con ellas hay dos colores

que se agregan al jugar.


Fueron las que utilizaron

en el curso de estadística

para enseñarnos el cálculo

de probabilidad a la vista.


Me gustó el pocker, el bridge

la canasta fue pasión

con campeonatos que en casa

hacíamos a discreción.


Y aquí termino el relato

de mi experiencia en barajas

pues ya me están esperando

para jugar a las cartas.

Publicar un comentario